jueves, 4 de diciembre de 2008

¿Afectan las nubes al clima y la meteorología?

Científicos del Centro Nacional para la Ciencia Atmosférica (Reino Unido) han viajado hasta Chile para determinar de qué manera las enormes extensiones de nubes del sureste del Pacífico ejercen una influencia sobre el clima y la meteorología de la Tierra. El equipo opina que su trabajo podría permitir la corrección de una serie de errores que se dan en los modelos climáticos actuales. Los descubrimientos facilitarán a los científicos la predicción del cambio climático, afirmaron.

Las nubes estudiadas por los científicos se conocen como estratocúmulos marinos, y normalmente se forman junto a los continentes en los que aflora a la superficie agua fría de las profundidades marinas, según indicó el equipo en un comunicado. El aire de la superficie se enfría y comienza un proceso de condensación y de formación de nubes. El aire caliente que desciende sobre la región cubre estas nubes, añadieron.

Estas nubes, cuya superficie es en ocasiones más grande que la de Estados Unidos, pueden ejercer un impacto en el clima global debido a su efecto de espejo: reflejan la luz del sol enviándola de vuelta al espacio y reducen la cantidad de energía que alcanza la superficie del planeta, indicó el equipo. También mantienen el océano que hay por debajo de ellas a una temperatura relativamente fresca. Esta situación puede tener repercusiones imprevisibles en el clima global y afectar a la cantidad de calor transportada a la región.

Durante los meses que duró el estudio, los científicos se dedicaron a desvelar cómo y por qué se forman estas nubes. La información recabada ayudará al equipo de investigadores a componer una representación de este tipo de nubes en los modelos climáticos globales.

«Este sistema de nubes es uno de los más grandes del planeta y sabemos que su importancia en el cambio climático debe ser grande, pero también sabemos que los modelos climáticos no son precisos en su representación», explicó el profesor Hugh Coe del Centro Nacional para la Ciencia Atmosférica. «Esta campaña supone una estupenda oportunidad para realizar mediciones de gran precisión en un entorno único e introducirlas en los modelos climáticos más modernos», añadió el director del proyecto. «Trabajando codo con codo con la Met Office [Oficina Meteorológica] y varias universidades, confiamos en derribar algunas de las incertidumbres de los modelos climáticos actuales.»

Se equiparon dos aeronaves de investigación del Reino Unido con las más avanzadas sondas de análisis de nubes y polvo con la intención de recopilar información sobre las propiedades de las nubes. Gracias a ello, los científicos pudieron comprender cómo se forman, cuál es su reflectividad y cuánto tiempo duran. El equipo también trató de descubrir si la contaminación antropogénica debida a las actividades mineras que se desarrollan a lo largo de las costas peruanas y chilenas tiene algún tipo de efecto sobre las propiedades de las nubes.

Este proyecto británico forma parte del programa internacional VOCALS («Estudio de los Océanos-Nubes-Atmósfera-Tierra de VAMOS») que estudia los complejos mecanismos que se dan entre las nubes, el océano y la tierra y su impacto sobre el clima global. Los científicos indicaron que los físicos y los encargados de realizar los modelos climáticos aprovecharán los resultados del estudio para mejorar cuantitativamente el conocimiento de los sistemas nubosos.

Los resultados también proporcionarán a los especialistas climáticos del Reino Unido los medios para poder utilizar modelos climáticos de alta resolución con los que analizar las interacciones que se producen entre los océanos, la atmósfera y la cordillera de los Andes y determinar la forma en la que afectan al clima de la región y de todo el mundo.

Para obtener más información, consulte:

Centro Nacional para la Ciencia Atmosférica:
http://www.ncas.ac.uk/

VOCALS:
http://www.eol.ucar.edu/projects/vocals/

http://cordis.europa.eu/fetch?CALLER=ES_NEWS&ACTION=D&SESSION=&RCN=30193