domingo, 3 de mayo de 2009

Las zonas bioclimáticas

Criterios de zonación

El reparto de los bioclimas a escala planetaria obedece a tres criterios: de origen cósmico o geográfico, los causados por los flujos atmosféricos y marinos, y los debidos a los continentes.

La zonación climática cósmica

Es una clasificación muy antigua (del siglo V antes de Cristo), que distingue:

  • Zona fría, con un aporte mínimo de radiación solar, y que se divide en zona polar (cubierta siempre por el hielo), y zona circumpolar, recubierta por aire ártico-antártico en invierno, y aire polar en verano.

  • Zona templada, situada en las latitudes medias, y divididida en dos zonas: zona templada (propiamente dicha), recorrida a lo largo del año por diversas pertubaciones del frente polar, y zona cálida o subtropical, que sólo recibe el frente polar en las estaciones intermedias, pero está cubierta de aire tropical en verano.

  • Zona cálida: la que recibe mayor radiación solar, y se sitúa en las latitudes bajas. Se divide en 3 zonas: la zona de altas presiones subtropicales (árida), la zona tropical, alcanzada en verano por la oscilación del frente de convergencia intertropical de los alisios (ZCIT), y la zona ecuatorial o tórrida, continuamente cubierta de aire ecuatorial.

La zonación debida a los flujos atmosféricos y marinos

Diferencia entre fachadas occidentales y orientales en los continentes, debido a la rotación de tipo anticiclónico de las corrientes marinas impulsadas por los vientos alisios en las bajas latitudes, y por los vientos del oeste en las latitudes medias.
Las fachadas occidentales de los continentes se encuentran marcadas en las latitudes medias por corrientes marinas de origen tropical empujadas por los vientos del oeste. Son estas regiones anormalmente cálidas y lluviosas, como ocurre con la Corriente del Golfo que baña las costas de toda Europa Occidental, provocando una dulcificación del clima. Además, al ser sus aguas más cálidas, se produce un mayor efecto de evaporación, lo que favorece un aumento de las lluvias.

Por el contrario, los vientos alisios empujan las aguas marinas de la superficie hacia el Ecuador, provocando la elevación desde las profundidades de aguas frías que provocan un enfriamiento anormal de estas costas. Las aguas frías atraen plancton, que es la base alimenticia de los grandes bancos de peces que pueden proliferar por ello en estas costas, pero a la vez impiden la evaporación del agua, lo cual provoca una considerable reducción de las lluvias, y por tanto, una aridez en los paisajes. Esto es lo que sudece en la costa occidental del África Norte, donde actúa la Corriente de las Canarias, de aguas frías.

El resultado es la anormal extensión en latitud de los climas templados, hacia el norte y hacia el sur.

Las fachadas orientales de los continentes sufren, por el contrario, una considerable reducción de la zona templada. Son zonas de dominio de las corrientes frías, como la Corriente del Labrador que parte de los confines norteños de Ellesmere y Tierra de Baffin y lleva sus aguas frías hasta más al sur del Cabo Hatteras. Parecido fenómeno ocurre en el extremo oriental de Asia con la corriente del Kuro Shivo en Japón, que hace que el archipiélago tenga un clima troplical al sur, y extremadamente frío en el norte, por lo que se llaman "contrastadas" a estas fachadas orientales.

La zonación causada por los continentes

Las zonas climáticas sufren una fuerte alteración por la disposición de las masas continentales a nivel vertical u horizontal.

Las pertubaciones orográficas dan lugar a las llamadas lluvias de relieve. Por esta razón las fachadas occidentales de los continentes en general estás expuestas a los vientos del oeste y por lo tanto están muy regadas (por ejemplo Europa Occidental, Alaska y costa occidental canadiense), así como en las latitudes bajas sucede en la fachada oriental (Madagascar, norte de Sudamérica). Como contrapartida, el efecto pantalla de los Andes, por ejemplo, provoca sequía en la Patagonia Argentina.*

Los efectos de continentalidad influyen también en el clima. La proximidad del mar atenúa la amplitud térmica anual que cabría esperarse. En el interior continental sucede lo contrario, la amplitud térmica es mayor, y las lluvias son más reducidas.

Siguiendo la terminología de Köppen y la clasificación de Demangeot, los climas de dividen en forestales, no forestales y no zonales:

Bioclimas forestales

Las formaciones forestales necesitan para poder prosperar un mínimo de calor y precipitaciones. Dentro de los bioclimas forestales se distinguen dos grandes grupos: los situados en la zona cálida y los de la zona templada.

Bioclimas forestales cálidos

Se encuentra limitada por los trópicos de Cáncer y Capricornio, líneas imaginarias en las que el Sol incide perpendicularmente una vez al año, en el solsticio de verano. Estos climas se corresponden con la letra A de Köppen, y se caracterizan por:

Temperaturas homogéneas a lo largo de todo el año.

Amplitud térmica inferior a los 10ºC.*

Temperaturas medias mensuales en todos los meses superiores a los 18ºC, con ausencia de heladas.

Abundantes precipitaciones anuales y en general una elevada humedad relativa.

Sus variedades son:

Af - Clima de selva tropical o Bosque tropical lluvioso

Es el típico clima ecuatorial, que se caracteriza por sus temperaturas medias mensuales superiores a los 18ºC, y una amplitud térmica inferior a los 5ºC. Las precipitaciones son regulares (no existe estación seca), y son superiores a los 1.500 litros por metro cuadrado anuales. Además presenta una elevada humedad relativa del aire y abudante nubosidad, debido al ZCIT, a la convección térmica, y a la verticalidad de los rayos solares que hace que el día tenga una duración similar a la noche.

Presenta una vegetación de bosque denso o selva tropical con un gran número de especies estratificadas en altura. Los suelos son pobres en humus por la rápida descomposición química y el fuerte lavado al que están sometidos, siendo de tipo ferralítico y laterítico. Los ríos son los más caudalosos y regulares de la Tierra.

Aw - Clima de sabana tropical

Está caracterizado por temperaturas medias mensuales superiores a los 18ºC y una amplitud térmica anual baja (menor de 10ºC). Sus precipitaciones son estacionales, ya que alterna una estación seca con otra lluviosa, lo que hace que las precipitaciones totales anuales sean inferiores al del clima de selva tropical.

Este clima está influenciado por la presencia de masas marítimas en la estación lluviosa y a los alisios secos y cálidos continentales en la estación seca.

Presenta variedades en función de la latitud, dando lugar a climas con precipitaciones bastante equilibradas (variedad sudanesa), hasta un clima con una estación seca de ocho meses al año (variedad saheliense).

Los rasgos biogeográficos se caracterizan por la presencia de sabana tropical adaptada a la sequedad de la estación seca, con suelos lateríticos. Los ríos son muy irregulares.

Am - Clima monzónico

Supone una extensión hacia el norte de los climas tipo "A", justo en la latitud propia de los climas áridos (tipo "B"). Tiene una amplitud térmica en torno a los 10ºC, y un régimen de lluvias muy contrastado, con elevadas precipitaciones que "explotan" en la época húmeda, con diversos matices, como el clima bengalí (Am), que es el monzónico propiamente dicho, o el anamita (Caw) típico de las Islas Filipinas y extremo oriental chino e indochino, con más constancia en las lluvias.

Este clima tiene su origen en diversas ascendencias ciclónicas relacionadas con la Corriente de Chorro y en los efectos de la ZCIT. También puede explicarse por la orografía (que determina fuertes gradientes térmicos debidos a la altitud -proximidad del Himalaya y el Tíbet-), por las corrientes marinas cálidas, y sobre todo por las bajas presiones térmicas continentales que originan lluvias por el desigual calentamiento de los océanos. Así se originan los peculiares vientos monzones, responsables en último término de este clima.

La vegetación presente en esta zona es similar a la de la selva ecuatorial.

Bioclimas forestales templados

Por templados se entiende los climas con medias térmicas anuales poco características, comprendidas entre los -10ºC y los 20ºC. Los inviernos son frescos, fríos o incluso muy fríos, mientras que los veranos son templados o cálidos. Los bosques pierden sus hojas en invierno, salvo excepciones (coníferas). En ningún lugar del mundo reina tanta inestabilidad y variabilidad del tiempo atmosférico. Las modificaciones climáticas se deben a la latitud y a la posición costera o interior.

Köppen distinguió entre climas mesotérmicos (C): (la temperatura media del mes más frío es superior a -3ºC)

Templado oceánico.*

Templado mediterráneo.*

Subtropical húmedo o templado subtropical (chino).

Y climas microtérmicos (D): (la temperatura del mes más frío es inferior a -3ºC)

Continental con veranos cálidos.

Continental con veranos frescos (hipercontinental).

Subártico.

Caf - Templado subtropical lluvioso (chino)

Es el conocido clima chino, templado húmedo en todas las estaciones, propio de las fachadas orientales continentales. Se caracteriza por un verano largo, cálido y húmedo, y un invierno corto, suave y bien regado.

Tiene su origen en la circulación de las altas presiones subtropicales y las bajas presiones de origen térmico originadas en el interior de los continentes, en especial en Asia.

Este clima está presente en la mitad sudoriental de China, la mitad sur de Japón, la franja central de la mitad sudoriental de América del Sur, suereste de Australia, y la mitad sudoriental de Estados Unidos, principalmente. También en una estrecha franja oriental de la República Sudafricana, y en el noreste del Mar Adriático en Europa. En cada una de estas localizaciones existen fuertes matices en las generalidades que definen el clima, condicionadas sobre todo por la latitud.

La vegetación es muy variada, con especies tropicales y templadas, y los suelos son también muy variados, lateríticos, arcillas rojas y ricos en óxido de hierro. Los ríos presentan crecidas en verano.

Csa y Csb - Clima templado con veranos secos

Se corresponde con el llamado clima mediterráneo, que se caracteriza por tener un verano cálido y seco con temperatures superiores a los 22ºC (Csa), o próximas a los 22ºC (Csb). El invierno es suave y lluvioso, si bien las máximas pluviométricas se localizan en las estaciones intermedias, lluvias que suelen ser muy irregulares y a menudo extremadamente violentas. Presenta matices en función de la latitud y la continentalidad. Lo más característico de este clima es la sequía estival explicado por el bloqueo ejercido por las células anticiclonales en verano.

Las causas que explican este clima se deben al balanceo estacional de las altas presiones subtropicales y a la invasión de masas de aire frío en invierno. Influye también en el caso mediterráneo las peculiaridades térmicas que se dan en su cuenca y las corrientes frías fuera del mar, junto a las ondulaciones de la Corriente de Chorro y la circulación del oeste.

Existen dos variedades: el mediterráneo propiamente dicho (Csa), y el Csb, propio de las costas afectadas por corrientes frías.

Presenta cuatro variedades de vegetación xerófila: estepa herbácea, estepa arbustiva, maquis y garriga, además del característico bosque mediterráneo de hoja perenne. Los suelos son muy diversos y erosionados, predominando los litosuelos (pedregosos), los castaño-rojizos y pardo-rojizos. Los ríos tienen un régimen muy irregular y están sujetos a fuertes estiajes en verano.

Cbf, Cc - Clima marítimo húmedo de las costas occidentales

Conocido también como clima oceánico. Está caracterizado por una débil oscilación térmica anual, abundantes precitaciones repartidas a lo largo del año, junto a una elevada humedad y fuertes vientos.

Este clima está condicionado por la acción termorreguladora del océano, la presencia de corrientes marinas cálidas (como la Corriente del Golfo) y las masas de aire polar marino que forman parte de las pertubaciones del frente polar.

Presenta varias variedades: Cc ó Ccf (noruego), con fuertes e interminables precipitaciones, temperaturas frías en invierno y frescas en verano; Cbf (bretón), el más característico, y danubiano (Caf), con influencia mediterránea.

Muestra una vegetación heterogénea, predominando el bosque mixto y de caducifolias (hayas, fresnos, robles), el sotobosque de landas (helechos y brezos), y formaciones pantanosas de turba. Los suelos están muy lavados y tienen fuerte tendencia a la acidez, destacando los podzoles y los suelos pardos. Los ríos presentan una gran regularidad.

Daf, Daw- Continental húmedo con veranos cálidos

Es un clima continental caracterizado por una fuerte oscilación térmica, con inviernos duros y con pluviosidad en forma de nieve, y veranos cálidos y húmedos.

El clima está influido por las perturbaciones del frente polar y la presencia de altas presiones térmicas continentales.

Hay dos variantes, una con pluviosidad repartida durante todo el año (Daf), y presente en la mitad noreste de Estados Unidos, y en la mitad noreste de la Península de los Balcanes, y otra con estación seca en invierno (Daw), llamado manchú, y presente en esta región de China.

Dbf - Continental húmedo con veranos frescos

Llamado también clima ruso-polaco, propio de las regiones desde el Vístula hasta los Urales, y también al sur de Canadá. Muestra veranos cortos en ocasiones con altas temperaturas, y una brusca caída hacia el invierno (otoño casi inexistente).

En este clima se dan numerosas perturbaciones del frente polar que originan precipitaciones en forma de nieve en más de 6 meses al año, y también influyen en él las altas presiones continentales.

Dcf - Subártico

Conocido como clima siberiano, presenta dos variantes: el Dcf, con lluvia repartida durante todo el año y el Dcw, con menos pluviosidad en invierno. Es un clima de extrema dureza, menos de 4 meses al año presentan temperaturas medias superiores a los 10ºC (veranos muy cortos y frescos) e inviernos largos, y fríos, a menudo influidos por persistentes altas presiones de origen térmico.

La vegetación propia es la definida por los bosques de taiga.

Hay una extensión más de este tipo de clima, que es el yakuto (Ddw). Es parecido a los anteriores, pero el mes más frío tiene una temperatura media inferior a -38ºC (en Vierjoiansk la media de enero es de -51ºC). En esta región se sitúa el polo del frío.

Bioclimas no forestales

Son climas demasiado secos o demasiado fríos, o ambos, y no permiten la presencia de bosques. Se distinguen 3 tipos: climas esteparios y desérticos; climas secos con invierno frío; y climas fríos.

Climas esteparios y desérticos

Tienen las siguientes características:

Fuertes oscilaciones térmicas diurnas.

Precipitaciones escasas e irregulares (por debajo de la isoyeta de 250 mm).

Humedad relativa inferior al 50%, acompañada de una fuerte evaporación.

Diferencias según las zonas donde se localicen.

Sus variedades son:

BWh, BWk - Clima desértico

Es el clima árido por antonomasia. Presenta dos variantes principales: el clima sahariano (BWh) situado en la vertical de las altas presiones subtropicales y extendido desde México al Sind, pasando por el Sahara. Es un clima con lluvias casi inexistentes, cálido durante todo el año, y con vegetación reducida a matas espaciadas entre grandes extensiones de dunas arenosas.

La otra variante es el clima BWk, igual que el anterior, pero con invierno frío. Se da en las cuencas contiguas o alejadas del mar, en el oeste de EEUU, y todo el Turkestán ruso y chino. Presenta veranos abrasadores y tempestuosos e inviernos heladores. La pluviosidad es ligermante superior a la de la primera variante.

Se puede encontrar una tercera variante parecida a la anterior, y es el clima peruano Bwn, condicionado por la presencia de una corriente marina fría que genera la persistencia de nieblas costeras, y a la vez un régimen de extrema sequedad. Este clima se extiende principalmente por la costa pacífica de Sudamérica

BSh, BSk - Clima semiárido o estepario

Hay varias variantes:

El bioclima tropical semiárido BShw, localizado en el margen tropical de los grandes desiertos, como el Sahel. Presenta amplitud térmica poco marcada y se beneficia de un verano con abundantes lluvias monzónicas (durante 1 ó 2 meses). Hay vegetación esteparia con matorrales y plantas espinosas.

El bioclima mediterráneo semiárido BShs, en la otra margen de los grandes desiertos, con veranos secos e inviernos fríos y con precipitaciones procedentes del oeste. Regiones típicas son el Magreb meridional, México septentrional, Siria, el sur de Australia y el sureste español.

El bioclima estepario con invierno seco BSk, parecido a los anteriores, pero situado en latitudes superiores, y por tanto con medias térmicas mensuales menores, propio de la mitad septentrional del medio oeste americano, Mongolia y la vertiente de sotavento de los Andes en Patagonia.

Climas fríos

Son los climas de las altas latitudes, cuyo mes más cálido tiene una temperatura media inferior a 10ºC.

Hay dos variedades:

ET - Clima de tundra

Ningún mes supera los 10ºC y presenta una elevada amplitud térmica anual. Las precipitaciones son escasas, inferiores a 250 litros por metro cuadrado al año, y la mayor parte en forma de nieve. Hay presencia de fuertes vientos huracanados, y nieblas persistentes (el "humo ártico").

La vegetación es la típica de la tundra, con plantas herbáceas, líquenes y musgo, propias de la región circumpolar.

Está presente en el extremo norte de Canadá, costas de Groenlandia, norte de Islandia, y extremos norte de la Península Escandinava, Laponia y Rusia. También es típico de la Península Antártica.

Los ríos están congelados la mayor parte del año, excepto en verano.

EF - Clima de hielo perpetuo o inlandsiano

Ningún mes supera los 0ºC, con una precipitación muy escasa o inexistente. Presenta una elevada amplitud térmica y fuertes vientos de gravedad.

Es el clima del centro y norte de Groenlandia y la Antártida excepto la península antártica.

No hay vegetación.

Climas no zonales

Son los climas de montaña (H), y están influidos por la altitud, aunque no de manea absoluta. Hay variedad de climas con distintos dominios bioclimáticos en función de la latitud, y así se pueden distinguir:

En el dominio templado:

El clima alpino, parecido al ET.

Atlásico, Cfb, propio de montañas de tipo mediterráneo.

Tibetano BSks, propio de las montañas secas asiáticas.

En el dominio tropical:

El himalayo Cbw, con una estación seca en invierno.

Colombiano Ccf, típico de los Andes próximos al Ecuador.

Mexicano Cw.

Boliviano Bw, más seco.

Tiene las siguientes características:

Disminución progresiva de la temperatura por la altitud.

Fuertes oscilaciones térmicas diarias.

Aumento de la radiación ultravioleta.

Disminución de la concentración de oxígeno atmosférico.

Diferencias térmicas según la exposición al sol (solana), o a la sombra (umbría).

Precipitaciones más regulares que en las tierras próximas.

Diferencias de humedad según las exposiciones al aire.

Importancia de la nieve em altura.

Vientos locales.

Los dos rasgos geográficos más característicos son la gradación de la vegetación en altura y la existencia de ríos torrenciales de régimen nival (sujeto al deshielo periódico de las nieves).

http://geografo.info/geografia/climatologia/zonas.htm